Privación de la Patria Potestad

9 de Mayo de 2014

 

Ayer nos despertamos con una terrible noticia, en Merlo, Provincia de Buenos Aires, murieron ocho personas, dos adultos y seis niños entre 4 y 13 años por un incendio intencional de su vivienda.

 

Y nuevamente la violencia de género se cobra vidas.

 

La violencia es la conducta que se efectúa de manera consciente y adrede para producir algún tipo de daño a la víctima, ya sea emocional o físicamente.

 

En nuestro país 295 mujeres han perdido la vida durante el año 2013 por violencia de género, en su gran mayoría los asesinos fueron sus parejas o ex parejas.

 

Este dato estadístico surge del informe efectuado por el Observatorio de Femicidios “Marisel Zambrano”, dependiente de la Organización La Casa del Encuentro, que fuera presentado en la sede de las Naciones Unidas en nuestro país.

 

Los Niños también son Victimas.

 

En ese mismo informe revelan que producto de los femicidios en el 2013, unos 400 niños quedaron sin madre.

 

Esta Organización civil ha presentado además un proyecto de ley a Diputados y Senadores de la Nación que establece la privación de la Patria Potestad del padre condenado por femicidio y la “suspensión” de esta prerrogativa en el caso de que el progenitor resulte procesado por el mismo delito.

 

Porque también la violencia de genero tiene otras victimas, sus hijos.

 

Josefina, hija de Adriana Marisel Zambrano, asesinada en Jujuy en 2008 por su ex-pareja, padre de la menor, condenado a 5 años de prisión por el delito de homicidio preterintencional, hoy en libertad, está obligada a visitar a su padre, el asesino de su mamá, por decisión judicial.

 

En el año 2012 se promulgó la Ley 26791, que incorpora el femicidio como agravante del homicidio, esto ha significado un gran avance en la ampliación de los derechos de las mujeres, pero no resuelve el problema de fondo, la violencia de género.

 

La ley sola no implica ningún cambio si no se realizan actividades de prevención, atención y erradicación de la violencia de género, para evitar que siga existiendo el femicidio.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0